El Betis, incapaz de cortar la sangría de goles encajados

Atletico Madrid Noticias Real Betis

El parón que ha supuesto las dos últimas jornadas para el Betis en sus aspiraciones de seguir progresando en la clasificación tiene varias explicaciones. Pero hay una que resulta fundamental: los de Rubi continúan siendo más frágiles en defensa de lo que debieran.

En el empate de Cornellà ante el Espanyol y en la derrota ante el Atlético, el Betis ha encajado cuatro goles, dos en cada partido. Y en la cita anterior, pese al triunfo ante el Athletic, Joel Robles también recibió otros dos tantos. Muchos en global para un equipo llamado a luchar por entrar en competiciones europeas el próximo curso.

Sólo mejor que Espanyol y Mallorca

En total, el Betis ha visto perforada su portería 31 veces en los 18 partidos de Liga disputados. Una cifra muy alta que se pone aún más de relieve si se tiene en cuenta que sólo el colista, el Espanyol, y el 17º de la tabla, el Mallorca, han recibido más goles que los verdiblancos (34 y 32, respectivamente).

Los de Heliópolis cargan a sus espaldas con esta pesada losa desde que comenzó el curso, a lo que contribuyeron las dos ‘manitas’ recibidas en los estadios del Barcelona y del Villarreal. Esa debilidad atrás les llevó a comandar muchas jornadas la desagradable clasificación ficticia de ser el equipo más goleado, algo que pareció corregir Rubi con el importante punto sacado en el Santiago Bernabéu, de donde se marchó el Betis con su portería a cero.

Es cierto que desde entonces, coincidiendo con la apuesta del técnico catalán por una defensa con tres centrales, su equipo sí ganó en mayor seguridad defensiva. Pero sigue concediendo muchos regalos, como el de Álex Moreno a Correa en el 0-1 del Atlético, que acaban por desestabilizar la balanza en contra del Betis.

El fallo de Álex Moreno

“Hemos merecido mucho más que el resultado final”, decía Rubi tras acabar el encuentro, “pero sabíamos que si cometíamos un error, este equipo te penaliza. De hecho hemos cometido dos y uno lo han fallado“. Se refería a esa mala decisión en el pase del exjugador del Rayo que aprovechó el atacante atlético, y a otro desbarajuste de sus defensas en la primera parte, que Morata no supo aprovechar tras quedarse sólo ante Joel Robles.

En definitiva, y a la espera de que lleguen refuerzos para el centro del campo, el entrenador del Betis tiene mucho trabajo por delante tras la vuelta de las vacaciones navideñas, “aunque sigo siendo optimista de cara al futuro”, espetó en la sala de prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *